Septiembre – Nuevos inicios

Septiembre, nuevos inicios

Septiembre para muchas personas es un mes de cambios y nuevas metas, ya que, junto con el mes de enero, son dos meses que se toman de referencia para llevar a cabo ciertos cambios.

Este mes implica un nuevo ajuste de horarios y rutinas, ajustes que la Psicología señala como influyentes, en mayor o menor medida, en los seres humanos.

Esto se debe a diferentes razones psicológicas, una de ellas recibe el nombre de ritmos circadianos. Estos ritmos circadianos cumplen la función de estructurar nuestro sueño – vigilia, es decir, es un reloj biológico.

Estos ritmos circadianos pueden influir en aspectos como:

  • Regular nuestra temperatura
  • Liberar hormonas
  • Señales de hambre

Los ritmos circadianos pueden verse influidos por cambios en el entorno,

  • por ejemplo: el horario de trabajo (como los turnos de noche) o por la exposición (o falta de ella) a la luz.
  • Otro ejemplo claro es el desajuste que sufrimos al viajar a otro país con una diferencia horaria notable, ya que nuestros ritmos circadianos han aprendido a regularse tomando como referencia otro huso horario.

Al comenzar de nuevo la rutina, estos ritmos circadianos han de adaptarse de nuevo (en mayor o menor medida según la persona) y hemos de llevar a cabo ciertas acciones para facilitarlo.

Sin embargo, los cambios que se han de afrontar en esta etapa que comienza no son todos iguales, y podemos distinguirlos en:

  • Cambios esperables o abruptos
  • Cambios voluntarios o que no obedecen a nuestra voluntad
  • Cambios progresivos
  • Cambios permanentes o temporales

Para cada uno se requieren unas habilidades psicológicas diferentes, por lo que septiembre también es un buen momento para comenzar o fortalecer un proceso terapéutico donde se aprenda a gestionar estos acontecimientos.

Para facilitar esta etapa, es positivo realizar una lista que se acompañe de un plan de acción para llevar a cabo aquellos cambios que la persona quiere o necesita en su vida.

Por ejemplo, puede hacerse una primera lista sencilla compuesta de dos columnas:

CAMBIOS A LLEVAR A CABOACCIONES PARA REALIZARLO

Esta primera lista puede ofrecer una visión sobre la situación actual y futura de la persona. Después, pueden añadirse más columnas como por ejemplo la fecha en la que se van a realizar, apoyos con los que se puede contar… entre otras.

Esto favorecerá la capacidad de hacer frente a esta nueva etapa y facilitar los aprendizajes que traerá con ella.

Comment
Name
Email

×