Asertividad en la pareja

Habilidades de comunicación

Las dificultades psicológicas en las relaciones de pareja se encuentran muy ligadas a las habilidades sociales ya que, aunque el amor es necesario para establecer una relación, no es suficiente. El respeto hacia la otra persona es uno de los pilares básicos en la relación y este también entra en juego en las discusiones, donde existen estilos psicológicos de respuesta: agresivos, pasivo-agresivos, sumisos y respuestas asertivas (equilibradas, recordemos que son aquellas que dan una respuesta que respeta a la otra persona pero también explicita nuestros derechos y sentimientos).

Las respuestas inadecuadas dan lugar a un desajuste psicológico en el plano personal y emocional ya sea en la propia persona y/o entre las personas que forman la relación. La comunicación es otra de las bases principales para una relación de pareja y donde se vuelven aún más claros los modelos de respuesta de las personas.

A través del siguiente ejemplo se analizarán distintas interpretaciones:

Luisa explica que está enfadada con Carlos, ya que este no se ha dado cuenta de que ella estaba enfadada y, además, no le ha preguntado qué es lo que le ocurría o si es que necesitaba algo, por esto Luisa dice: “me siento incomprendida, cómo puede ser que Carlos no haya intuido que estaba molesta, tanta confianza y luego… ni siquiera pone ganas en saber qué me pasa”.

Muchas veces, las parejas en lugar de comunicar a la otra persona qué es lo que le ocurre, asumen que el otro ha de adivinar lo que está pasando, como si se estableciese una regla entre ser pareja y lo que esperamos de él/ella. Es decir, se asume que el amor puede transformar al otro en alguien que puede ver e imaginar lo que pasa por el pensamiento. Este es un error que impide una adecuada comunicación asertiva, ya que esperar que algo se sobreentienda o lanzar mensajes ocultos (gestos no verbales o indirectas pasiva-agresivas, por ejemplo) ponen de manifiesto un inadecuado funcionamiento. La educación recibida socialmente muchas veces ha impulsado un modelo de comunicación que no es asertiva: por ejemplo “he de quedar por encima del otro” o por el contrario “he de callar ante el otro” y es por esto que, a continuación, se indican algunas habilidades de comunicación en pareja:

  1. Ofrecer algo agradable al otro:

Esto puede ser desde algo material hasta algo verbal, es una señal que transmite a la otra persona que nos importa, que nos acordamos de ella, sin dar por hecho que “en una relación ya se sobreentiende que hay amor”.

  • Agradecer:

Agradecer algo a la otra persona. Es importante tomar la perspectiva de que lo que el otro nos ofrece es regalado puesto que no hay nada obligado, cuidarse mutuamente es una elección diaria.

  • Pedir algo agradable:

Muchas veces se cae en el mito de que “si te lo tengo que pedir, ya no lo quiero”. Esto es FALSO, puesto que se estaría dando por hecho aquello que se comentó anteriormente, donde el otro es alguien que puede adivinar o predecir como si tuviese una bola mágica. Comunicar lo que nos agrada es la forma que tiene la otra persona de saberlo y poder llevarlo a cabo.

  • Expresar algo que nos incomoda:

También en una relación hay que hablar de aquello que hace sentir incómodo o por ejemplo, triste, ya que es la forma de establecer una comunicación sobre lo que está ocurriendo y poder trabajar sobre ello, pues, de lo contrario, será un obstáculo que aunque se pase por alto, seguirá ahí más adelante. Para expresarlo, habrá que tener en cuenta la asertividad (en Psicalma disponemos de un blog previo a este sobre la Asertividad).

  • Potenciar la empatía:

La empatía es la capacidad psicológica que, muchas veces, se encuentra ausente cuando existen problemas de pareja. Esta requiere invertir los papeles en la pareja y entender las posturas de la otra persona.

  • Intercambiar afecto a través del cuerpo:

Este punto no solo habla de las relaciones sexuales, sino de expresar afecto físico el cual, genera un bienestar psicológico en la pareja y en quien lo ofrece.

  • Gestionar las reacciones inesperadas:

Hay veces que la pareja llega cansada de estar trabajando o, por ejemplo, con algún conflicto externo. En estas ocasiones la otra persona de la pareja puede expresar “entiendo que estás muy irritado/a esta tarde pero creo que yo no soy responsable de ello. Podemos hablarlo cuando te encuentres mejor”.

Comment
Name
Email

×